LA CELESTINA

Un gran texto dramático, reflejo de una España medieval sorprendente y luminosa, en una buena versión literaria, defendida con maestría por Gemma Cuervo. La escenificación es imprecisa y chocarrera, y juega con ligereza con un simbolismo meramente decorativo.

LA CELESTINA

O Comedia de Calixto y Melibea.
Autor Fernando de Rojas (1499), en versión de Eduardo Galán.
Actúa Gemma Cuervo como Celestina.
Dirige Mariano de Paco, produce Manuel Llada (Secuencia 3).
Teatro Fernán Gómez (Colón, Ayto de Madrid).
Del 28 de septiembre al 28 de octubre.
 

Es un texto teatral muy novelado, o una novela muy teatral (existe un debate filológico sobre el tema), por lo que destaca en primer término la versión agilísima y muy poderosa que ha realizado Eduardo Galán. Esta visión desmoralizada y humanista del personaje bebe de aquella revisión que hizo Torrente Ballester para Marsillach, en 1988, cuando comenzó a funcionar la Compañía Nacional de Teatro Clásico. El espectáculo dura dos horas y es muy ligero. El segundo elogio va para Gemma Cuervo, que usa todo su oficio para darnos un recital de gestualidad y saber estar en el escenario. Ella hace el espectáculo, y suple la fina voz con una maravillosa dicción.

Han realizado un montaje muy juvenil, con una escenografía de portones imprecisa, con mucho movimiento escénico y efectos de luz, y con exceso de sexo un tanto zafio. Resuelven las muertes con un juego simbólico que no corresponde a la propuesta, porque el simbolismo oriental de colores y luces debiera vehicular toda la propuesta, dotándola de calidad estética, de la que este montaje carece. Parece responder a una idea de producción orientada al público bachiller, jóvenes que estudian literatura castellana y que encontrarían aquí calidad literaria entre divertidas imágenes morbosas. El público juvenil puede hacer mucho ruido,  pero eso no significa que carezca de sensibilidad.

El elenco trabaja con dinamismo, y se expone con bravura, con una fuerza que levanta la juventud del texto. La misma Gemma Cuervo se beneficia de esa juventud, y puede saturar la escena de histrionismos sin cansarnos.

La veterana actriz, conocidísima por sus trabajos televisivos (esposa del desaparecido recientemente Fernando Guillén), que tiene un gigantesco repertorio actoral, ha dado voz a Celestina en muchas ocasiones. Cuervo hace una Celestina muy fiel al espíritu medieval: descreída, voluptuosa, vital. Tiene diálogos deliciosos entretejidos de acción, sobre la vejez, la lealtad o la inevitabilidad de las pasiones humanas. El personaje nos permite asomarnos a aquel tiempo de cruces culturales que componían la España del siglo XV, previa a la creación del estado, y a la implantación absoluta del credo católico. La modernidad que siempre ha tenido este texto dramático, hace que resulte un placer escucharlo, y más con Gemma Cuervo como protagonista. Diría su edad, para añadir un mérito a su trabajo, pero como soy un caballero, no voy a hacerlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en clásico, drama y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

y a ti ¿qué te ha parecido? deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s