NAMELESS HANDS

Danza contemporánea como cuento barroco, delicioso espectáculo de baile y simbología, una generosa pesadilla cultural europea bailada por títeres japoneses (bunraku), que son humanos, que te envuelven en una fascinante pregunta estética. Bailarines, artistas, titiriteros, filósofos: a no perdérselo, solo tres días.

nameless_handsNAMELESS HANDS

Compañía Naoism1, Asahi Performing Arts Award en 2008 por este montaje.
Los bailarines, ellas y ellos todos magníficos, no aparecen sus nombres en ningún lado.
Vestuario: Yuichi Nakashima (artburt)
Diseño máscaras: Hidemi Ishihashi
Dirección, coreografía e iluminación: Jo Kanamori
Teatros del Canal, sala roja, 28, 29 y 30 de noviembre 2013.
 

nameless_handsTuve la suerte de asistir al pase gráfico, , los japoneses bailaban aquello  primera vez en Europa, en la calle caía la primera nevada, y los fotógrafos (que no suelen aplaudir) soltaron los trípodes para levantar las manos batientes. Aquello no era habitual.

Nameless Hands recoge la tradición del teatro japonés a través de los ‘kurogo’, los manipuladores de títeres bunraku (oficialmente Ningyô Yoruri). Los espectáculos de títeres, con manipuladores vestidos de negro con un atuendo profesional específico, separan las tres artes claramente en el escenario: el narrador se sitúa en un lateral, en el otro se sitúa la orquesta, y los títeres crean las bellas imágenes en silencio. Algo así como la ópera, pero más limpio.

nameless_hands¿Intento redactar un argumento?: El constructor de títeres con pata de palo (Gepetto) se enamora de su muñeca, pero su mujer, que lo reprende y no se deja manipular, también se enamora de la muñeca y termina convertida en títere. Gepetto manipulador es también manipulado, porque la muñeca abusa sexualmente de él (Carmen). En medio, Romeo y Julieta viven su aciago amor (puede ser que fueran Tristán e Isolda). Finalmente, todo es pesadilla, pero Gepetto ha traspasado el espejo mágico. En la segunda parte, el homenaje se traslada al ballet y al mundo de la gestualidad. ¿Me gustó más la segunda parte? Es difícil decidirlo, la escena de la cena de gestos, o la consagración de la primavera, son magistrales, hay que verlas.

Lo que vimos anoche es una indigestión de ópera y racionalismo europeo hecho espectáculo de danza japonesa, con bunraku, y poesía visual. No me caben las palabras, porque eran muchos los estímulos. La belleza estriba en el orden, en la secuencia de imágenes tan bien ejecutadas, en la cuidada partitura de movimientos y colores. Narrativa de cuento, belleza coreográfica, música reconocible como enlace cultural, y gran cantidad de iconografía, como para un master o dos. Un placer (una pasada).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en danza, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NAMELESS HANDS

  1. Gracias por la información, me parece una combinación perfecta y diferente. Un saludo!

y a ti ¿qué te ha parecido? deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s