RECUERDO

Un sobrecogedor trabajo de cinco bailarines, dos españoles y tres japoneses, muy sólido técnicamente pero áspero en el guión, que lo que transmite es la incomunicación y tristeza de la sociedad nipona.

Recuerdo

Recuerdo

 
Espectáculo de Provisional Danza, que cumple 25 años.
Coreógrafa Carmen Werner
Bailan Shintaro Hirahara, Yasushi Shoji, Aya Yakushiji, Alejandro Morata y Carmen Werner.
Teatro Cuarta Pared de Madrid, estreno el 25 de enero 2013, en Vigo 1 al 3 febrero, Lisboa 8 y 9 febrero, y Madrid CC San Juan Bautista 17 de febrero 2013.
 
 

Provisional Danza - Recuerdo 1Dos maduros españoles y tres jóvenes japoneses, dos mujeres y tres hombres, mirándose, compartiendo espacios mínimos. Buscan, se desplazan, imitan, se enseñan sin apenas mirarse, pero no se tocan. Exploran el espacio buscando una respuesta, un contacto, una propuesta de futuro. Sueñan mirando al cielo, pero no se tocan.

Una española alegre es un regalo, un español alegre es una sandalia de tacón, los japoneses son pura melancolía solitaria: carta cerrada, cámara fotográfica cerrada. La mujer japonesa se arrastra por un túnel de espejos, el joven abre puertas imaginarias con violencia, el otro japonés ondea el aire que le envuelve. Lo que veíamos es el resultado de un trabajo intercultural que termina en soledad. Lo han llamado Recuerdo, a mi no me parece un buen título, porque era un espectáculo desolador sobre la incomprensión y la soledad autoinfligida. No se tocan, ya lo he dicho, y cuando finalmente depositan sus objetos en el suelo, tenemos la sensación de que se rinden.

El significado pleno de un espectáculo de danza contemporánea como este sólo lo conocen sus creadores. Una propuesta que cuente con guión suele ser más clara, y más agradecida por el público. En este caso la producción es muy severa, y los significados son más crípticos.

Carmen Werner es una mujer de gran fuerza evocadora, el movimiento es elegante en ella y en todo el espectáculo, a pesar de la aridez de las imágenes. La conclusión de este impactante trabajo es que no toda la cultura japonesa es apetecible, no para nosotros, que nos identificamos con Werner y Alejandro Morata buscando conectar con ellos, mientras sus miradas se pierden melacólicas en el paisaje.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en danza y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

y a ti ¿qué te ha parecido? deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s