EL ÚLTIMO JINETE

La Reina Sofía, la mitad del Gobierno de España presente y pasado y una delegación saudí de altura, todos presentes en el estreno en Los Teatros del Canal. Lo nunca visto. No se asoman ni de casualidad por un teatro y los tenemos aquí promocionando un despropósito cultural y comercial destinado al West End de Londres. Dicho esto, es una gran producción musical de casi tres horas de duración, con resultado muy irregular. Una escenografía espectacular, unos efectos de imagen prodigiosos, algunos números musicales excelentes y luchas con espadas muy bien realizadas, pero la historia no es clara y no seduce al espectador. 

el último jinete

el último jinete

Una producción de Arabian Horses Productions realizada por Andrés Vicente Gómez.
Texto de Ray Loriga y dirección de Víctor Conde.
Música de John Cameron, Albert Hammond y Barry Mason.
Actúan, cantan y bailan más de veinte jóvenes artistas.
Música en directo (veinte músicos) dirigida por Julio Awad.
La escenografia y efectos visuales son de Morgan Large, Peter Specht y Jorge Palacín.
El vestuario es de Yvonne Blake.
Los caballos y las máscaras son de Pedro R Abajo y de Amy Jackson.
Teatros del Canal de Isabel II, del 5 de diciembre al 6 de enero de 2013.

 

Ni el guión ni el espectáculo pasarán a la historia, lo espectacular de este costosísimo producto es la intencionalidad política, que busca prestigiar en Londres a la estirpe reinante en Arabia, los descendientes del Rey Faisal, fundador de la rica Arabia Saudí. En Madrid están puliendo el espectáculo con un elenco netamente juvenil. Dicen que el productor buscó el apoyo financiero de los saudíes, puede ser también el producto de una noche de verano en un yate de Marbella. El hecho es que el espectáculo, con destino a Londres, nace en España, y falla justamente lo que a los españoles se debe: guión y dirección. Lo que toca a los ingleses es muy profesional, huero, pero eficaz.

EL ÚLTIMO JINETELa historia nos cuenta cómo un pastor de finales del siglo XIX sueña con su caballo ideal, lo encuentra y lo persigue hasta el mismísimo Londres. Cuando finalmente lo encuentra, debe cederlo, porque el excelso caballo debe llevar sobre su grupa al nuevo rey de todas las tribus árabes, el Rey de Arabia, el último jinete.

La primera parte, un tanto farragosa, con el pastor en el desierto, no tiene la poesía que le corresponde a un cuento árabe, pero cuenta con varios momentos musicales destacables: el número de las langostas, estupendo y divertido; y el del camello, una mezcla de cabaret y Far West.

En la segunda parte viajamos a Londres, entre estibadores, comerciantes, maleantes y prostitutas. Lo mejor de todo el espectáculo llega con el espléndido homenaje musical al Cine, un número de charlestón y claqué que levanta el espectáculo. El cinematógrafo retrató la guerra de independencia de Arabia del Imperio Turco Otomano, la lucha que hizo rey a Faisal, con apoyo de los ingleses de Lawrence, y en este espectáculo han querido homenajearlo.

El pastiche de musical no tiene nada de original, es espectacular por la escenografía, el vestuario, y por los números bailados. Pero le falta la poesía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en musical y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL ÚLTIMO JINETE

  1. Anónimo dijo:

    Pude verlo el segundo día que el telón abría al público. En mi opinión el elenco no puede ser mas acertado, el diseño de iluminación de 10, la idea y el resultado espectacular. Como espectador que hace cientos de quilómetros para ver el musical, quedo muy satisfecho. Solo han pasado nueve dias desde que lo ví y ya tengo entradas para repetir el próximo fin de semana… La historia es muy profunda y es posible que no llegue a todo el mundo de la misma manera. Cuando yo voy al teatro me meto en la historia y padezco con los personajes, en esta ocasión es la historia la que se ha metido en mi vida y me ha hecho despertar un montón de pensamientos.
    Elenco:
    Miquel Fernandez: Asombrosa técnica y capacidad para hacer emocionar con su voz… En cuanto a interpretación me faltó 0,2 para perfección.
    Julia Möller: Increiblemente majestuosa, dinámica y cálida. Su proceso de fonacion crea uno de los sonidos mas bellos que existe en la tierra.
    Marta Ribera: Correcta, muy simpatica en su papel. Su interpretación escénica está mas que a la altura del musical. ¡Enhorabuena!
    Elena Medina: Cómica y versatil.
    Guido Balzaretti: Gran técnica vocal y amplio registro, por el que se mueve con soltura. En la canción que canta a duo en la carcel, demasiado abierto para mi gusto. Escenicamente: muy estático.
    Del resto del elenco: Resaltar a Carlos solano (mi voz masculina favorita del reparto), Victor Gonzalez (gran técnica y porte), Teresa Ferrer (espectaculares agudos.

    Recomiendo a todo el mundo este musical, espero que no acabe en enero…

  2. jaime martín dijo:

    Buen espectáculo en cuanto a montaje, vestuario y música, pero para fusilar (figuradamente hablando) al responsable del sonido que atruena de manera insoportable y se traga por completo las voces de los cantantes. En cuanto a la dicción de la mayor parte de los actores, a excepción de Marta Ribera, Julia Möller y Elena Medina, se confirma, muy a mi pesar, que la gran mayoiría de los jóvenes actores españoles tienen mucho que aprender de los “de toda la vida” a la hora de manejar y modular la voz: y eso, pese a la amplificación. En resumen: un fabuloso espectáculo destrozado por un sonido lamentable y una historia mal narrada y demasiado larga.

  3. MrX dijo:

    Yo fui a verlo. Estudio teatro y tengo mucho que decir. Si un musical triunfa por su escenografía o vestuario, mal vamos. Si la interpretación de los actores es peor que la de un grupo amateur de pueblo, vamos peor. Y si la historia no tiene ni pies ni cabeza, apaga y vámonos. Desde el primer momento hasta el final, no hubo ni un sólo actor/actriz que me moviese un poco. Vocalmente había muchos que estaban insuperables, pero esa no es la esencia de un musical, como tampoco lo es una historia en la que la canción no está al servicio del texto, sino que son canciones unidas por texto que no cuenta nada… Me parece que en España por desgracia, al contrario que en otros países, el público se conforma con que la gente que sale al escenario cante bien y ya está; para el elenco de un musical se están buscando cantantes y, siento decirles señores, que ya es hora de que busquen actores que canten, porque aunque no canten tan bien como un cantante de conservatorio, te sabrán transmitir lo que dice la canción. Señor Anónimo, ¿Miquel Fernández a 0,2 de la perfección? Por favor, pásese por el Teatro Pavón y vea a Blanca Portillo haciendo Segismundo y hablaremos de lo que es la perfección. Marta Ribera tenía un papel que se dividía en otros tantos… ¿Por qué eran todos los personajes iguales?
    Podría seguir y seguir, pero… por lo menos no usan dinero público. Con el dinero del petróleo, aunque sea para blanquearlo, que hagan lo que quieran.

y a ti ¿qué te ha parecido? deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s