LOS HOMBRES NO MIENTEN

UNA COMEDIA DE TRESILLO de las de siempre, producida dirigida e interpretada por el mejor galán de la escena española en los últimos 50 años, con elegancia y oficio. Alta comedia matrimonial, escrita ahora, perfecta para el público que las aprecia.

Los hombres no mientenARTURO FERNANDEZ es un actor asturiano de edad incalculable (se alza el telón y corren los comentarios sotovoce ¿tiene tantos?), que lleva medio siglo trabajando sin parar en teatro, cine y televisión. Es el galán por excelencia, el que todos reconocen como icono del español elegante y mujeriego, y al que podemos reconocer el buen gusto de distanciarse siempre del arquetipo “macho ibérico”. Marca un estilo de hombre seductor un tanto dandi, con estilo y maneras. No confundamos a Arturo con los “dandy’s” ingleses, contraculturales y antipatriacales (antimilitaristas, feministas), con los que sí comparte el hedonismo a ultranza y el amor de las mujeres. Es curioso que podamos decir de estos dandis latinos que son más amados por las mujeres que amantes de la mujer, responden perfectamente al modelo de Don Juan, más enamorado de sí mismo que de nadie.

Los hombres no mientenEste mismo personaje es el centro de la comedia LOS HOMBRES “NO” MIENTEN: un cincuentón tranquilo con una vida cómoda, que se ve obligado a confesar todas las infidelidades que ha tenido en las últimas décadas, precisamente en un momento sosegado de su matrimonio, curiosamente una noche de agradable fiesta sin consecuencias. El hombre ha mantenido a todos (a todas) contentos durante años, él es el centro de un grupo humano al que mantiene seducido. Todo está en paz hasta que alguien reclama un poco de sinceridad. En estos casos, un poco de sinceridad no es posible, o se confiesa todo, o es mejor no confesar.

El autor es Eric Assous, autor nada menos de Los puentes de Madison, y escribió esta comedia con el título original La Ilusión Conyugal, un título que subraya el tema más primario: la fidelidad en el matrimonio es una ilusión cómoda. Arturo Fernández ha preferido reescribir el título de otra comedia de Assous, titulada Los hombres prefieren mentir, para centrar más la atención sobre su personaje. Nuestra obra (L’Illusion Conyugal) es muy moderna, recibió varios premios Moliére en Francia cuando se estrenó en 2010.

Las críticas francesas remarcaron un defecto que también le achacan en Madrid: el texto alarga una situación sin acción que no evoluciona aparentemente. El público en algunos momentos se aburre. Lo que sí evolucionan son los personajes: mientras Arturo languidece consternado por sus confesiones imparables, sus víctimas crecen en perversión y cinismo (tanto la esposa como el amigo), y el juego dramático es a veces excesivamente intelectual porque no son ellos los causantes del derrumbe moral de Don Juan, es el mismo galán el que tiene una imparable necesidad de aclarar su alma y su currículum amoroso.

El final, el desenlace, todos los comentaristas lo destacan, está abierto. Arturo Fernández incluso lo utilizaba como reclamo periodístico: “la sentencia la tendrá que decidir el público, ¿es mejor hablar o estar callado?” Bueno, es una fórmula. En realidad no creo que haya más intriga. Qué menos que terminar de manera abierta: el galán desbaratado está a merced de sus víctimas. ¿Qué harán con el victimario herido, sacrificarlo o cuidarlo? ¿Debo decidirlo yo? Ya se apañarán con un nuevo convenio.

El golpe final de Arturo, no desvelo más, me sobra, es una gracia del actor-personaje-de-sí-mismo rompiendo la barrera invisible, la cuarta pared del escenario. No puede evitarlo, este texto le viene tan bien para seguir encarnando al galán en edad madura que necesita salir como personaje a conectar directamente con el público, traicionando las esencias del género tan bien trabajadas hasta ese momento.

La Comedia de Tresillo la llamamos así porque es un mueble invariable, siempre tiene que haber un tresillo en el centro del escenario mirando al público. Permite las confesiones, las insinuaciones, las persecuciones y los escondites. Es el mueble que sustituyó en el siglo XX al biombo del XIX y a la cama con dosel del XVIII. El género teatral es amable, urbano, rehúye la crítica social o económica y debe ser inofensivo. Cuando un autor maestro en la alta comedia española como Jardiel Poncela, introducía un muerto, era De ida y vuelta. Así que en este caso la ambientación estaba preestablecida: salón de casa de lujo, varias entradas, mobiliario y vestuario de exhibición, etc. Pero, y ahora hay que decirlo, Arturo Fernández es un maestro de la norma y escenifica con destreza: no hay uno, HAY TRES SILLONES Y TRESILLOS; varios mueblebar, varias entradas y varios momentos de luz; el vestuario no es cualquier cosa, LAS PIELES SON DE VERDAD; zapatos, complementos, etc.

Arturo Fernández basa todo su optimismo vital en que es guapo, y aún ahora es un hombre bello que se cuida y que mima todos los detalles de su apariencia. Y con él, todos los detalles de su escenario, y de su vestuario.

La comedia está bien escrita, aunque obligue al actor a hacer un personaje más coartado y menos estereotipado, y lo que más destaco en todos los intérpretes es el oficio, hacen muy bien su trabajo. Hasta es probable que lo pudieran hacer mejor, si Arturo no hubiera tenido que desdoblarse en facetas mil de la producción teatral. Quizás como director no le hubiera permitido ese guiño final de convertir al público en psicoanalista de Arturo Fernández. De todos modos, yo desde aquí le agradezco que tenga el coraje y la valentía de lanzarse a la producción íntegra de una comedia moderna. No se ven en Madrid estos títulos tan abundantes en la cartelera de París o NY. Arturo Fernández es quien mejor puede hacerlo. Ahí está, sigue llenando el teatro. A los que no lo hayan visto: sepan qué van a ver, y disfruten. Jon Sarasti, Madrid, 7 de enero de 2012.

LOS HOMBRES “NO” MIENTEN

Producida y dirigida por Arturo Fernández.

Arturo Fernández, Sonia Castelo y Carlos Manuel Díaz.

Teatro AMAYA de Madrid,

Desde el 21 de septiembre de 2011, hasta fin de temporada 2012.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en comedia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

y a ti ¿qué te ha parecido? deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s